¿Con qué frecuencia debe hacer caca un gato?

Es comprensible que realmente no puedas entrar en el cerebro de un gato y averiguar si hay algún problema con sus deposiciones. Lo único que puedes hacer es hacer un trabajo de detective. Esto incluye vigilar la caja de arena de su gato. Hago esto para verificar el olor y la apariencia de su caca, y la frecuencia con la que defeca en un día. ¡Por supuesto, también hago esto para limpiar su caja de arena!

¿Qué es el autismo?

La pregunta de con qué frecuencia debe hacer caca un gato no será divertida para todos, pero para algunos es absolutamente necesaria. Es posible que queramos sentarnos y pretender que nuestros gatos se están tirando pedos y nunca tener que «ir», pero la verdad es que todos cagan.

Pero, ¿cómo sabes exactamente si algo anda mal con tu gato? Para que algo te parezca extraño, necesitas una línea de base «normal» con la que lidiar. Por supuesto, todo lo que puedo decir es que todo depende de tu gatito. Cada gato es único, y una extensión de este adagio es que el patrón de caca de cada gato también es único. La frecuencia con la que un gato defeca en realidad depende de muchos factores que afectan a cada gato de manera diferente.

la edad de tu gato

Los gatitos hacen caca con mucha frecuencia. Es realmente parte del crecimiento. Los gatos adultos, por el contrario, defecan al menos una vez al día. Tenga en cuenta que esto no está escrito en piedra. Algunos gatos adultos defecan más de una vez al día y algunos gatos defecan dos veces cada tres días. Es importante ser consciente de lo que es normal para su gato.

dieta

La dieta también es importante para determinar la frecuencia normal de las deposiciones en los gatos. Si tiendes a alimentar a tu gato con comida de baja calidad, su cuerpo no podrá digerir tanta comida porque le será de poca utilidad. Esto puede conducir a movimientos intestinales más frecuentes. Además, si alimentas a tu gato con más frecuencia, defecará más de lo normal. Si planea cambiar la dieta de su gato, no lo haga de repente. Lo más probable es que esto cause diarrea. Debe cambiar su dieta gradualmente durante una semana o dos. Comience mezclando parte de la dieta nueva con la dieta anterior en su comida y aumente la proporción de manera constante con el tiempo.

También debe haber suficiente agua en la dieta de su gato. Los gatos que no beben suficiente agua tienen más probabilidades de sufrir estreñimiento. Si está alimentando a su gato con comida seca, asegúrese de que esté bebiendo suficiente agua. De lo contrario, considera darle comida húmeda.

ambiente

Los gatos son muy sensibles a su entorno. Estar en un ambiente estresante puede tener efectos graves en ellos, incluso afectar negativamente sus patrones de excreción. Comencemos con la caja de arena: si está sucia o si tu gato piensa que no se ve bien, es posible que se mantenga alejado de ella. Puede que no deje de defecar o que decida irse a otro lado. Es posible que no sepa dónde, ya que puede ser un lugar escondido. Lo más probable es que veas una caja de arena vacía y pienses que tu gato está enfermo, solo para darte cuenta de que está haciendo caca en otro lugar cuando el olor finalmente lo alcance.

Otra razón por la que tu gato podría mantenerse alejado de la caja de arena es si está experimentando presión social. En un entorno con muchas mascotas, incluidos varios gatos y/o perros, es posible que su gato no se sienta cómodo haciendo caca en la caja de arena. Los gatos son muy particulares con respecto a su privacidad y se negarán a defecar si sienten que no están haciendo lo suficiente. Incluso podría ser emboscada allí por otros gatos. Asegúrese de prestar atención a esto. La caja de arena debe ser un espacio seguro para los gatos.

Estado de salud

Esto probablemente debería estar en la parte superior de la lista. Después de todo, lo primero que te viene a la mente cuando piensas que tu gato no hace caca con la frecuencia suficiente es que podría estar experimentando algún tipo de condición médica.

La frecuencia de caca de su gato puede deberse a una variedad de condiciones médicas. Estos incluyen artritis, megacolon, bloqueo, hipertiroidismo, parásitos, bolas de pelo y muchas otras posibles causas. Por ejemplo, si tu gato es obeso, tenderá a defecar mucho menos que los gatos normales de su edad e incluso puede experimentar un estreñimiento severo.

En este caso, debe llevar a su gato al veterinario y discutir el cambio de su dieta a algo más apropiado. A veces, su gato puede estar tomando medicamentos, cuyos efectos secundarios pueden incluir una disminución o aumento de la frecuencia de las deposiciones. Cada vez que su veterinario recomiende medicamentos para su gato, asegúrese de pedirle detalles sobre los efectos secundarios para que sepa qué esperar.

¿Cuándo debe preocuparse por la frecuencia de caca de su gato?

Ahora, es seguro decir que si su gato hace caca más de una vez al día, la frecuencia de la caca no significa que deba preocuparse. Por supuesto, el gato adulto promedio defeca una vez al día en promedio, pero cada gato es único. Sin embargo, debe preocuparse si el cambio en el patrón de las heces se debe a diarrea oa una enfermedad, o si se acompaña de heces inusuales. También debes comprobar si tu gato se siente incómodo al hacer caca.

Esforzarse cuando tiene una evacuación intestinal puede ser un indicador de dos cosas. Su gato está estreñido o se esfuerza por orinar, en cuyo caso está experimentando una obstrucción del tracto urinario. Tampoco son buenas noticias. Sin embargo, el estreñimiento no siempre es una mala noticia. Por otro lado, la obstrucción del tracto urinario puede ser fatal. Así que la próxima vez que su gato se esfuerce mucho en la caja de arena, verifique si tiene dificultades para defecar u orinar. Si es lo último, entonces debes llevarlo al veterinario y pedirle que verifique qué es lo que está mal.

¿No vas mucho al baño?Es hora de ver al veterinario.

Si tu gato no ha hecho caca en unos días, debes llevarlo al veterinario. Una cosa es hacer caca más de una vez al día y otra cosa es hacer caca con menos frecuencia. O tu gato no está haciendo caca o está experimentando una molestia grave que afecta la frecuencia con la que hace caca. Llevarla al veterinario te ayudará a descubrir la verdad lo más rápido posible y solucionar el problema de la forma más eficaz.

Para controlar los hábitos de caca de tu gato, debes hacer de la caja de arena tu amiga. Claro, no es el más agradable de los amigos, y no parece particularmente divertido, pero vale la pena y al final valdrá la pena. Mirar la caja de arena todos los días solo toma unos segundos, pero requiere mucho esfuerzo. Cuando algo sale mal, siempre lo sabrás rápido. Como mínimo, sabrá cómo se ve normalmente la caca de su gato y con qué frecuencia defeca a lo largo del día. Si surge algún problema, podrá informarles de inmediato.

Recuerda que todos los datos aquí expuestos son solo una recopilación de información de internet, ten cuidado al usarlos. Consulta siempre a un experto antes de tomar una decisión sobre la salud de tus mascotas.