¿Cuántos gatitos puede tener una gata?

¿Cuántos gatitos puede tener una gata?

¿Alguna vez has notado que tu gato tiene unos pezones rosados ​​e hinchados? Tal vez esté durmiendo más o comiendo más de lo habitual. ¿Ha engordado? ¿Te diste cuenta de que estaba buscando un lugar tranquilo y apartado? Tu invitado es tan bueno como el mío. ¡Ella es una reina! En poco tiempo, le darás la bienvenida a una camada de hermosas bolas de pelo. Si esta es la primera vez que tu gata tiene bebés, debes tener muchas preguntas, pero quizás la más importante es cuántos gatitos puede tener una gata.

generalmente, Las gatas tienen alrededor de 4 gatitos por camada. Sin embargo, hay algunos factores que pueden afectar a la población de gatitos, siendo un factor clave la edad del gato. Si no quieres esperar hasta el gran día para saber cuántos gatitos tendrá tu bola de pelo, hay algunas soluciones que pueden ayudarte a frenar tu curiosidad.

  • Rayos X y ultrasonido – La forma más fiable de saber cuántos gatitos puede tener una gata es mediante una ecografía o una radiografía. Esto también es preferible porque no tiene que esperar tanto tiempo.
  • palpación – Para la quinta semana de embarazo, su veterinario puede apretar suavemente la barriga de la gata para tener una idea de cuántos gatitos hay. Puede que no sea el método más preciso, pero es muy asequible y no expondrá a su gato a radiografías innecesarias.

cuidar a una gata preñada

Antes de que puedas calcular cuántos gatitos puede tener una gata, debes cuidar bien a la madre gata para que tenga un embarazo exitoso y un parto feliz. Por lo general, esto toma de 63 a 65 días.

A diferencia de los humanos, los gatos no pasan por la menopausia. A partir de las 4 semanas de edad, pueden entregar bien en los grados superiores. Entran en celo cada 2 o 3 semanas desde la primavera hasta principios del otoño, por lo que puedes decir con seguridad que siempre están listas para dar a luz a menos que estén castradas.

En algunos casos, aunque raros, las gatas pueden experimentar algunas náuseas matutinas, especialmente en las primeras etapas del embarazo. Si esto sucede, debes llevar a tu gato al veterinario. También puede mostrar algunos signos de fatiga, pero esto eventualmente pasará.

Parte del proceso de lactancia debe incluir aumentar el volumen del comedero para que tu gato pueda satisfacer sus nuevas necesidades calóricas. Es posible que pueda comer 1,5 veces su porción normal hacia el final de su embarazo. Probablemente este no sea un buen momento para alimentar a tu gato con maíz, la mayoría de los veterinarios recomiendan que le des algo de comida para gatitos, y la mantequilla de maní ocasional también podría ser una buena idea.

Durante el embarazo, es absolutamente necesario asegurarse de que la madre gata reciba todas las vacunas a tiempo para evitar la transmisión de la infección a sus gatitos por nacer. Además, debes consultar a tu veterinario antes de darle a tu gata cualquier medicamento, incluso desparasitantes, para asegurarte de que es seguro para el embarazo.

qué esperar durante el trabajo de parto

Como en toda sala de partos, nunca se sabe qué esperar. Lo menos que puedes hacer es prepararte para lo peor y esperar que no suceda.

La primera señal de que se acerca el parto es cuando tu gata deja de comer. Veinticuatro horas antes del parto, la gata dejó de comer y la temperatura bajó por debajo de los 100 grados Fahrenheit. En este punto, deberías estar listo para un lugar cómodo para que la reina venga al mundo con su nuevo príncipe y princesa y no debes dejarla salir. Dios no quiera que ella dio a luz mientras deambulaba al aire libre.

También es posible que quieras llevarla al veterinario para un chequeo de última hora cuando notes que está entrando en modo de anidación. Si surge alguna complicación, será más fácil identificarla en esta etapa. Una vez hecho todo esto, todo lo que tienes que hacer es esperar. No te sientes ahí mirando al gato sin pestañear. Al igual que a nosotros, les gusta tener algo de privacidad durante el proceso de entrega.

Recuerda que todos los datos aquí expuestos son solo una recopilación de información de internet, ten cuidado al usarlos. Consulta siempre a un experto antes de tomar una decisión sobre la salud de tus mascotas.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *