Angora turco

Una vez que el angora turco tiene una idea en la cabeza, puede ser difícil cambiar de opinión sobre cómo debe comportarse, pero es tan encantador que probablemente no te importe.

¡Vea todas las características del angora turco a continuación!

Información, imágenes, características y hechos de la raza de gato angora turco

Gatos y gatitos de angora turco

Estadísticas vitales:

Vida útil: 12 a 18 años Longitud: Medio Peso: 5 a 9 libras Origen: Ankara, Turquía

Más sobre esta raza

Historia

El gato Angora de pelo largo no es la fuente de los suéteres de angora, aunque su pelaje es ciertamente igual de suave y hermoso. Esta raza natural toma su nombre de la ciudad de Ankara en Turquía, que antes se conocía como Angora. Durante siglos, los gatos han sido atractivos recuerdos para los invasores o visitantes de Turquía y pueden haber sido los primeros gatos de pelo largo en llegar a Europa. Una teoría sugiere que los vikingos los trajeron de Turquía hace más de mil años.

Los gatos finalmente escasearon y se salvaron solo a través de un programa de cría creado por el zoológico de Ankara. Las angoras fueron traídas por primera vez a los Estados Unidos en 1954. Los criadores se interesaron por ellas, pero no fue hasta mediados de la década de 1960 que se buscó el reconocimiento de la raza en la Asociación de Criadores de Gatos. La CFA comenzó a registrar a los gatos en 1968 y otorgó pleno reconocimiento a los angoras turcos blancos en 1972. Los angoras turcos de color fueron aceptados en 1978. Hoy en día, la mayoría de los registros de gatos de América del Norte reconocen a los gatos.

Talla

El angora turco es un gato de tamaño pequeño a mediano, que pesa de 5 a 9 libras.

Personalidad

Hermoso y elegante en la superficie, el angora turco puede sorprender a un propietario desprevenido con su atletismo e inteligencia. Ningún librero es demasiado alto para que él llegue a la cima, y ​​ninguna puerta cerrada está a salvo de ser abierta por sus patas inquisitivas. Si bien ciertamente puede tener modales encantadores, el Turquía, como a veces lo apodan, tiene un lado activo y bullicioso de su naturaleza, con una inteligencia que lo hace infinitamente entretenido. Le gusta jugar y hará lo que sea necesario para llamar y mantener su atención, incluso si eso significa meterse en un pequeño problema.

El Angora mantiene su alegría de gatito hasta la vejez. Es amigable con los huéspedes, pero ama más a su propia gente. Esta es una raza sociable que se adapta mejor a un hogar donde tendrá otro gato o un perro para hacerle compañía si la gente no está en casa durante el día. Cuando esté en casa, el Angora puede cubrirse los hombros o acomodarse cómodamente en su regazo. Por la noche, es probable que lo encuentre a su lado con la cabeza apoyada en su almohada.

Para vivir felizmente con un Turquía, debe tener un sentido del humor que coincida con el suyo, así como una buena reserva de paciencia. Una vez que se le ocurre una idea, puede ser difícil cambiar de opinión sobre cómo debe comportarse, pero es tan encantador que probablemente no le importe. Si lo desea, es mejor considerar otra raza. Este es un gato cariñoso y gentil que se dedica a su familia, pero su inteligencia precoz, ingenio, deseo de interacción y juego y poca capacidad de atención pueden convertirlo en un desafío para vivir.

Salud

Tanto los gatos con pedigrí como los gatos de raza mixta tienen diferentes incidencias de problemas de salud que pueden ser de naturaleza genética. Los angoras turcos son generalmente sanos, pero los gatos blancos sólidos con uno o dos ojos azules son propensos a la sordera en uno o ambos oídos. Otros problemas que se han observado en la raza son la ataxia y la miocardiopatía hipertrófica.

La ataxia es un trastorno neuromuscular mortal que afecta a los gatitos muy pequeños de 2 a 4 semanas de edad. La detección cuidadosa ha reducido en gran medida la incidencia de la enfermedad.

La miocardiopatía hipertrófica es una forma de enfermedad cardíaca que hace que el músculo cardíaco se agrande. Se encuentra en gatos con y sin pedigrí. Los angoras turcos son una de las razas que pueden verse afectadas por esta enfermedad.

Cuidado

El angora turco tiene una sola capa con una textura sedosa. Debido a que no hay una capa interna que cause esteras o enredos, es fácil de arreglar con un peinado o cepillado semanal y arroja muy poco. El pelaje no alcanza su longitud completa hasta que el gato tiene aproximadamente dos años.

Cepillarse los dientes para prevenir la enfermedad periodontal. La higiene dental diaria es lo mejor, pero el cepillado semanal es mejor que nada. Córtate las uñas cada dos semanas. Limpie las esquinas de los ojos con un paño suave y húmedo para eliminar cualquier secreción. Use un área separada del paño para cada ojo para no correr el riesgo de propagar ninguna infección.

Revise las orejas semanalmente. Si se ven sucios, límpielos con una bola de algodón o un paño húmedo suave humedecido con una mezcla 50-50 de vinagre de sidra y agua tibia. Evite el uso de hisopos de algodón, que pueden dañar el interior del oído.

Mantenga la caja de arena del Angora impecablemente limpia. Los gatos son muy particulares en cuanto a la higiene del baño, y una caja de arena limpia también ayudará a mantener limpio el pelaje largo.

Es una buena idea mantener a un angora turco como un gato de interior para protegerlo de enfermedades transmitidas por otros gatos, ataques de perros o coyotes y otros peligros que enfrentan los gatos que salen al aire libre, como ser atropellado por un automóvil. Las angoras turcas que salen al aire libre también corren el riesgo de ser robadas por alguien que quisiera tener un gato tan hermoso sin pagar por ello.

Color del abrigo y aseo

El angora turco es mejor conocido por su pelaje largo, fino y sedoso, que parece brillar cuando se mueve. La longitud del pelaje varía, con el pelo más largo generalmente visto en la gorguera alrededor del cuello, los «calzones» en las patas traseras superiores y la cola emplumada. Puede pensar en un Angora como blanco sólido, pero el pelaje también puede ser de otros colores sólidos, así como atigrado, carey, calicó u otros patrones.

Debajo del pelaje hay un cuerpo firme, largo y musculoso. Las patas son largas, con las patas traseras más largas que las delanteras, y las patas son pequeñas, redondas y delicadas, a menudo con mechones de pelo entre los dedos. La cola larga se estrecha desde una base ancha hasta un extremo estrecho.

Contribuir a la belleza del gato es una cabeza en forma de cuña de tamaño pequeño a mediano con orejas grandes que se asientan en lo alto de la cabeza y están cubiertas de pelo y grandes ojos en forma de almendra que se inclinan ligeramente hacia arriba. Los ojos pueden ser azules, verdes, dorados, ambarinos o impares (un ojo azul y un ojo verde, verde-dorado o ambarino).

Niños y otras mascotas

El Angora que ha sido bien socializado se siente cómodo con los niños, lo que lo convierte en una buena opción para las familias que supervisarán a los niños para asegurarse de que acaricien al gato de manera agradable y no le tiren de la piel o la cola. También está feliz de vivir con perros que admiten gatos, siempre que reconozcan que él está a cargo. Presente a las mascotas lentamente y en circunstancias controladas para asegurarse de que aprendan a llevarse bien.