Gato diabético no come ni bebe

Gato diabético no come ni bebe

La diabetes mellitus, o diabetes, se ha convertido en una condición común en los humanos. Pero, ¿sabías que esta condición no es exclusiva de los humanos? Lo mismo ocurre con nuestros amigos felinos.Bueno, esto no es una novedad para los padres peludos con gatos, pero si eres completamente nuevo en la afección, es posible que desees seguir leyendo para comprender mejor esta afección en los gatos y ayudarte a responder por qué tu gato con diabetes no come ni bebe.

Diabetes, ¿qué diablos está pasando?

Es realmente duro escuchar que a nuestro querido amigo felino le han diagnosticado diabetes. Si bien no existe una cura conocida para eliminar por completo esta enfermedad, puede estar seguro de que es manejable.

La diabetes es una enfermedad persistente que se repite a lo largo de la vida de un felino. En esta condición, el cuerpo del gato no puede producir suficiente insulina según sea necesario, o el cuerpo del gato no responde a la insulina que produce.

Muy familiar, ¿no? Es muy similar a la diabetes que experimentan los humanos. La insulina está en el centro de la comprensión de la diabetes. Es una hormona importante producida por el páncreas que regula el azúcar en la sangre, o glucosa, en la mayoría de los alimentos que comen los gatos para proporcionarles la energía que necesitan sus cuerpos.

Síntomas de los gatos diabéticos

Ahora bien, hay muchos síntomas a tener en cuenta que le dirán si su gato tiene diabetes.

Si nota que su gato presenta cualquiera de estos síntomas, podría significar:

1. Ir a la caja de arena con más frecuencia de lo habitual para orinar y

2. Si notas que tu gato bebe más agua de lo habitual

Estos dos síntomas, junto con el letargo, el hambre, la pérdida de peso, los vómitos y la depresión, son algunos de los síntomas más comunes de la diabetes felina.

Gato diabético que se niega a comer

Un síntoma muy importante a tener en cuenta es cuando tu gato tiene un cambio repentino en el apetito. Tenga en cuenta si su gato está comiendo menos o más de lo habitual. Los hábitos alimenticios de un gato son clave para controlar la diabetes. ¿Por qué? Esto se debe a que la cantidad de insulina que le das a tu gato depende de su ingesta de alimentos. Si su gato tiende a comer menos y a perder peso, puede trabajar para que su gato vuelva a subir de peso o la clave es ajustar la dosis de insulina que recibe.

Un gato diabético que no quiere comer puede indicar que la diabetes puede estar causando complicaciones. Estas complicaciones pueden incluir hipoglucemia y cetoacidosis diabética.

Hipoglucemia

La hipoglucemia es cuando su gato está tomando demasiada insulina en comparación con las calorías de los alimentos que está consumiendo. La cetoacidosis diabética, por otro lado, es una condición en la que el metabolismo de tu gato se descontrola por completo y comienza a metabolizarse solo. grasa para energía. Esta condición puede conducir a una acumulación de sustancias químicas llamadas cetonas, que son las principales culpables de que tu gato se sienta enfermo.

cetoacidosis

Una vez que su gato desarrolle cetoacidosis diabética, espere otros síntomas como letargo, disminución de la ingesta de líquidos y vómitos. Puede buscar en su tienda local alimentos secos para gatos bajos en carbohidratos que sean adecuados para su gato.

Otras dificultades que los gatos diabéticos son propensos a encontrar son principalmente problemas de órganos y complicaciones. Puede incluir infecciones del tracto urinario, enfermedad renal, enfermedad dental, inflamación del páncreas, el hígado o la vesícula biliar y enfermedad inflamatoria intestinal.

La condición de los gatos con diabetes puede ser muy sutil y requiere mucha atención, especialmente cuando se trata de los hábitos alimenticios y otros comportamientos del gato.

¿qué hacer?

1. Lleva una dieta equilibrada – Tienes que asegurarte de que tu gato tenga una dieta equilibrada. Ahora, si su gato no parece tener apetito, puede pedirle a su veterinario consejos y sugerencias sobre cómo lidiar con el problema. Su veterinario puede aconsejarle sobre una dieta adecuada para su gato. Como reiteramos anteriormente, la dieta de su gato es fundamental para controlar la diabetes.

2. estudiar – No tengas miedo del estado del gato. Lea más al respecto y trate de entender cómo administrar medicamentos a los gatos y controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Recuerda que todos los datos aquí expuestos son solo una recopilación de información de internet, ten cuidado al usarlos. Consulta siempre a un experto antes de tomar una decisión sobre la salud de tus mascotas.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *