¿Los gatos pueden comer huesos?

Sí, los gatos pueden comer huesos.

Sin embargo, solo alimente a sus gatos con huesos con moderación para asegurarse de que se entreguen de manera segura.

Comer huesos crudos tiene beneficios para la salud, por lo que son una adición saludable a su plato de comida para gatos.

Tenga en cuenta que los huesos pueden ser parte de la dieta de una mascota, pero deben proporcionarse junto con otros alimentos saludables.

Comer y masticar huesos

Lo primero que hay que entender es la diferencia entre comer huesos y simplemente masticarlos.

A medida que tu gato mastica los huesos, los descompone gradualmente, masticándolos en pedazos como cualquier otro alimento para tragar e ingerir.

Por otro lado, comer un hueso significa que puede ser voluminoso y no se ablanda al masticarlo antes de tragarlo.

¿Los gatos tienen huesos sanos?

Hacer que su gato coma huesos de vez en cuando es una forma saludable de aumentar la ingesta de nutrientes y brindarle una excelente manera de estimular las encías y los dientes, ayudándolos a mantenerse en buena forma durante toda su vida.

Una de las principales razones por las que los huesos son saludables para los gatos es su contenido de proteínas. Los gatos necesitan proteínas para ayudarlos a crecer y desarrollarse y promover funciones corporales saludables.

La carne y sus huesos son la principal fuente de proteínas para la digestibilidad y las preferencias de sabor de un gato.

La médula ósea le proporciona a su gato un exceso de hierro, un nutriente que respalda los glóbulos rojos saludables.

Los huesos en sí mismos también le brindan a su gato el calcio que tanto necesita, un mineral que promueve huesos y cartílagos saludables, tanto en gatitos como en gatos adultos.

Darle un hueso a tu gato de vez en cuando también aumentará la ingesta de magnesio.

Este nutriente mantiene el corazón latiendo correctamente y ayuda con la digestión y los hábitos de sueño adecuados.

La deficiencia puede provocar estreñimiento, por lo que si su gato necesita ayuda para mover cosas, los huesos pueden ser una opción saludable.

La carne también es una buena fuente de ciertas vitaminas B (especialmente B12) que desempeñan un papel en los niveles de energía de un gato y no se encuentran en fuentes no cárnicas.

Te sentirás bien al dejar que tu gato disfrute de los huesos para mejorar su calidad de vida y mantenerlo activo y fuerte.

Lea también: Caldo de huesos para gatos: los mejores suplementos dietéticos, beneficios y más

¿Qué tipo de huesos puedes darle a tu gato?

No puedes simplemente darle huesos a tu gato y dejar que se los den.

Debe proporcionar los huesos con cuidado para que su gato no corra el riesgo de lesionarse y pueda disfrutar de todos los huesos que tiene para ofrecer.

Los huesos para gatos deben estar crudos.

Los huesos cocidos se vuelven más quebradizos y secos y pueden romperse o partirse, lo que puede lesionar o asfixiar a su gato, causar pequeños pinchazos y abrasiones o provocar eventos graves como la muerte.

No todos los huesos de animales son adecuados para la dieta de un gato. Lo mejor es elegir cuellos de pollo, alas o piernas o piernas de cordero.

El pescado enlatado, como el salmón o las sardinas, también es seguro porque sus huesos suelen ser suaves y lo suficientemente pequeños como para comerlos sin problemas.

Sin embargo, el pescado no proporciona todos los nutrientes que un gato necesita, así que asegúrese de comerlo con otros alimentos para satisfacer todas las necesidades nutricionales de su gato.

Siempre que le dé a su gato un hueso crudo, ya sea para masticar o comer, la supervisión es fundamental.

Nunca deje a su gato desatendido con un hueso.

Esto asegura que si se rompe o parte, puedes retirarlo y, si sucede algo, estarás cerca para ayudar a tu amigo felino.

Los peligros de dar huesos a los gatos

Si bien los huesos crudos pueden ser una fuente saludable de muchos nutrientes y una forma divertida para que los gatos disfruten de lo que aman, hay algunas cosas a considerar.

Comprender los peligros potenciales de darle a su mascota huesos crudos puede ayudarlo a sopesar los pros y los contras para que pueda decidir qué es lo mejor para su amado gato.

Como se mencionó anteriormente, los huesos representan un peligro de asfixia para los gatos.

Asegúrate de que el hueso no sea demasiado pequeño o demasiado grande para reducir el riesgo de que se atasque en las vías respiratorias del gato.

Nunca alimente con huesos cocidos o visiblemente rotos.

Debido a que la mayoría de los expertos recomiendan solo darles huesos crudos a los gatos, también debe ser consciente de los riesgos de hacerlo desde el punto de vista de la salud.

La carne cruda, incluidos los huesos, a veces puede contener bacterias o parásitos dañinos que pueden enfermar a su gato.

Los síntomas pueden ser leves, pero si se vuelven severos, pueden provocar deshidratación e incluso la muerte.

pregúntale al veterinario

Si su gato ha comido huesos y muestra signos de incomodidad o no come ni bebe, entonces le recomendamos que Hable con un veterinario lo antes posible Ayudarlo a comprender lo que está sucediendo y lo que debe hacerse. JustAnswer le permite chatear con expertos veterinarios en tiempo real por una pequeña tarifa.

Consulte a un veterinario inmediatamente

en conclusión

Sí, puedes darle a tu gato huesos crudos de vez en cuando.

El truco es mantenerse alerta y asegurarse de que lo disfruten de forma segura. Por supuesto, no existe una regla de que los gatos deban ser alimentados con huesos.

Si la idea te incomoda, considera ofrecer comida para gatos que tenga el mismo valor nutricional y que pueda contener fragmentos de huesos.

La información expuesto en este artículo y todo el sitio web es de tan solo de índole informativo, si necesitas información sensible respecto a tu mascota, te recomendamos que acudas con un profesional.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *