Los gatos pueden comer maní técnicamente, no son tan tóxicos como el chocolate y otros tipos de alimentos, pero la pregunta más importante es si los gatos deben comer maní.

Es fácil entender que los dueños pueden sentirse tentados a darles a sus amigos felinos una muestra de su golosina favorita, especialmente si el felino tiene mucha curiosidad al respecto.

Si bien los cacahuetes no causarán un daño importante a los gatos que caen al suelo, no deben formar parte de la dieta diariaSi a tu gato no le interesa, no debes ofrecérselos.

¿Son los cacahuetes saludables para los gatos?

simplemente pon: No, ellos no son.

El hecho de que no sean tóxicos no significa que sean buenos para ellos.

Puede que te sorprenda esto porque los cacahuetes generalmente se consideran muy saludables para las personas. Pero el sistema digestivo felino es muy diferente al sistema digestivo humano.

Por un lado, los cacahuetes, si bien son nutritivos, son extremadamente ricos en grasas y el tracto digestivo de un gato no está diseñado para digerir grandes cantidades de grasa. También podrías pensar que los cacahuetes son pequeños. Si bien esto es cierto, debe considerar el tamaño del cuerpo de su gato (y el contenido de grasa de un solo maní) en comparación con el suyo.

Los cacahuetes tienen mucha más grasa que otros alimentos similares y tu gato es mucho más pequeño que tú. Entonces, la «masa» de su cuerpo se ve diferente de la masa del tuyo.

¿No son los cacahuetes una buena fuente de proteína?

¿Para ti? Por supuesto.

para tu gato? No tanto.

Los cacahuetes son ricos en proteínas, pero esta proteína no es adecuada para el metabolismo de un gato. Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que necesitan obtener sus nutrientes de fuentes animales para obtener una nutrición adecuada.

La proteína de los cacahuetes no es muy buena para tu gato porque no puede digerirla, y también es deficiente en nutrientes esenciales como la taurina, que solo proviene de fuentes animales, que los gatos necesitan para mantener una buena salud y órganos adecuados.

¿Pueden los gatos ser alérgicos a los cacahuetes?

Las alergias a los cacahuetes son bastante comunes en los niños humanos, y es posible que se sorprenda al saber que también pueden ocurrir en los gatos.

Esa es una buena razón por la que compartir tu bolsa de maní con tu compañero felino podría no ser la mejor idea. No solo no obtienen ningún beneficio nutricional real de ellos, sino que no sabrá si existe una posible alergia hasta que sea demasiado tarde. ¿Por qué correr el riesgo?

Incluso si no hay efectos adversos inmediatos, como en los humanos, las alergias generalmente se desarrollan con el tiempo y la exposición repetida. Esté atento a los síntomas típicos como estornudos e hinchazón, ya que son signos de advertencia comunes de alergias.

Además de eso, los gatos que no están acostumbrados a comer estos alimentos humanos pueden experimentar diarrea e incluso vómitos desde su primera exposición a estas cosas (recordarás, no pueden digerirlas correctamente).

¿Puedo darle a mi gato un poco de mantequilla de maní y sus medicamentos y pastillas?

Lógicamente, la mantequilla de maní conlleva algunos de los mismos riesgos para los gatos que el maní, como vómitos y diarrea. También agrega más, ya que la mayor parte de la mantequilla de maní disponible no solo está altamente procesada, sino que se agrega mucha azúcar y sal durante el proceso de fabricación.

¿Es venenoso? ¿Se enfermarán gravemente por ello? tal vez no. ¿Deberían comer? Nuevamente, probablemente no, ya que no hay beneficio y su consumo no está exento de riesgos.

Los gatos también son propensos a la diabetes felina, una posibilidad que la mayoría de los dueños ni siquiera consideran, por lo que no es una buena idea darles azúcar y grasas innecesarias. Debe tener especial cuidado si su gato está por encima de su peso ideal.

Con mucho, el mayor riesgo, si decide darle a su gato un poco de mantequilla de maní, es que podría contener xilitol. A menudo utilizado en lugar del azúcar, el xilitol es peligrosamente tóxico para los gatos y puede causar la muerte en casos extremos.

Así que asegúrese de verificar si la mantequilla de maní que planea compartir con su gato es completamente natural o, si es procesada, contiene azúcar real en lugar de edulcorantes artificiales.

Algunos síntomas de intoxicación por xilitol incluyen:

  • falta de cordinacion
  • convulsiones
  • letargo
  • Vómito.

Este sustituto del azúcar puede poner a tu gato en coma, causándole hipoglucemia, presión arterial extremadamente baja e incluso insuficiencia hepática.

Si está considerando mantequilla de maní para que su gato la trague, tenga en cuenta que existen opciones más seguras, como el queso crema o las golosinas especiales que se venden en las tiendas de mascotas. La mantequilla de maní también puede ser demasiado pegajosa y causar asfixia. Por lo tanto, ni siquiera es una buena idea usarlo para la administración de medicamentos.

Entonces, ¿debería darle cacahuetes a mi gato?

No, no hay ninguna buena razón para hacerlo.

La información expuesto en este artículo y todo el sitio web es de tan solo de índole informativo, si necesitas información sensible respecto a tu mascota, te recomendamos que acudas con un profesional.