¿Los gatos pueden comer sandía?

Si pudiera recibir una libra por cada vez que digo que los gatos son quisquillosos, ya sería una mujer rica. Sin embargo, a pesar de su reputación de ser quisquillosos con la comida, los gatos nunca dejan de decepcionarnos. Siempre están dispuestos a probar la comida que les damos, ya veces nos sorprende lo que prueban.

¿Qué es el autismo?

La sandía es un buen ejemplo. ¿Los gatos pueden comer sandía? Con algunos videos que circulan en YouTube y Reddit, sí pueden. Ese no es el verdadero problema. La pregunta es si debes preocuparte de que tu gato coma sandía.

Los gatos definitivamente no son los únicos animales que aman las sandías. Se sabe que los conejos y los perros tienen preferencia por la fruta. En realidad es bastante divertido, si lo piensas. Una de las cosas que los perros y los conejos tienen en común es que ambos anhelan la sandía. Esto no es una coincidencia. El principal beneficio de la sandía es que contiene mucha agua. Como tal, rehidrata a cualquier criatura que se lo coma.

en realidad es seguro

La desventaja es que la sandía es segura para los gatos. De hecho, probablemente sea una buena idea incluir al menos un poco de sandía en la dieta de tu gato, ya que tu peludo compañero felino se beneficiará enormemente al comerla.

Los gatos evolucionaron a partir de ancestros que habitaban en el desierto. Estos antepasados ​​estaban acostumbrados a lugares sin agua, por lo que los gatos no bebían mucha agua. Esto no siempre es bueno para ellos, y tendrás que encontrar una manera de incluir un poco de agua en la dieta de tu gato. Si alguna vez has notado que tu gato se mantiene alejado del tazón de agua la mayor parte del tiempo, puedes culpar a sus antepasados ​​por ello.

Si bien este es un asunto evolutivo, no beber agua puede tener algunos efectos perjudiciales para la salud de su gato. Los gatos domésticos modernos necesitan agua más que sus antepasados. Si no recibe suficiente agua, puede deshidratarse gravemente. Incluso puede desarrollar algunas dolencias más serias como UTI (infecciones del tracto urinario) y varias enfermedades renales.

Darle sandía a tu gato puede ser una bendición para él. En primer lugar, aumentará su consumo de agua a lo largo del día. Es una forma divertida de comer algo que ya le gusta. Definitivamente es más barato que comprar un bebedero completo para tu gato.

La sandía también tiene otras ventajas. Es rico en vitaminas A y C, y una buena cantidad de fibra. Estos ayudarán a tu gato a mantener un sistema digestivo saludable y evitar el estreñimiento. También estimulará su sistema inmunológico, preparándola mejor para combatir las diferentes dolencias que tiene que enfrentar todos los días.

¿Pueden los gatos comer semillas de sandía?

Entonces, ¿los gatos pueden comer sandía? ¡en realidad! Pero, ¿una sandía entera es segura para tu gato? Ciertas partes de la sandía nunca se deben dar a los gatos. Uno de ellos son las semillas. Las semillas de sandía son lo último que desea poner en la garganta de su gato y en el tracto digestivo. Las consecuencias pueden ser nefastas. ¿pero por qué?

Las semillas de sandía contienen ciertos compuestos con los que es posible que su gato no pueda llevarse bien. Uno de estos compuestos es el cianuro. Quizás se pregunte por qué las sandías tampoco son peligrosas para los humanos, ya que el cianuro tampoco lo es para nosotros. Bueno, la cantidad de cianuro en las semillas de sandía es tan pequeña que no afecta al cuerpo humano. Los gatos, sin embargo, tienen cuerpos mucho más pequeños y es más probable que experimenten los efectos adversos del cianuro cuando comen semillas. Simplemente morder una semilla de sandía puede liberar toxinas peligrosas que pueden causar estragos en la salud de tu gato. Ella puede tener diarrea y náuseas.

Por supuesto, esto no es lo que probablemente suceda la mayor parte del tiempo. Las semillas pueden simplemente pasar a través del sistema digestivo del gato y desmayarse casualmente. Sin embargo, dado que son tan pequeños y afilados, aún pueden causar algún daño interno. Su gato también puede atragantarse con las semillas si provienen de la tubería equivocada.

¿Cuánta sandía debe comer mi gato?

Las sandías están bien para tu gato, siempre y cuando quites las semillas. Sin embargo, eso no significa que solo debas darle sandía a tu gato. La sandía solo debe ser un refrigerio ocasional. Su gato debe recibir solo pequeñas cantidades y con poca frecuencia. Recuerda, tu amigo felino es ante todo un carnívoro. Necesita una buena fuente de proteína, como carne, no sandía. Idealmente, la sandía no debería representar más del 10 por ciento de la dieta total de un gato.

Cuando su gato quiera sandía, seguramente le dará su aspecto característico. Es difícil ignorar esa mirada, pero tienes que ser fuerte. No puedes ceder a sus demandas. Si le das demasiada sandía, le estarás haciendo más daño que ayuda.

precauciones tomadas

La sandía no siempre es buena para tu gato, y las posibilidades de que empiece a vomitar son escasas. Si esto sucede, no le des grandes cantidades de comida y agua. En su lugar, espera a que deje de vomitar por completo. Una vez que haya terminado, puede darle un poco de agua, poco a poco, reintroduciendo gradualmente el agua en su sistema. Cuando termines, puedes ofrecerle algo ligero, como pollo hervido o papas.

¿Qué hacer cuando pillas a tu gato sintiendo un poco de curiosidad por la sandía, lamiéndola y olfateándola? ¿Deberías dejarla hacer lo que quiera? Puede dejar que explore, pero hay algunos puntos clave que debe tener en cuenta al hacerlo.

Primero, asegúrate de quitar la piel y las semillas de la sandía. Ya sabemos que las semillas son peligrosas para los gatos en general, pero ¿y la cáscara? Bueno, las cáscaras son definitivamente divertidas para que tu gato las mastique. Sin embargo, no era particularmente amigable con su sistema digestivo. Así que podría ser una buena idea mantenerlo lo más lejos posible de ella.

Si su gato tiene diabetes, mantenga la sandía y otros dulces alejados tanto como sea posible. Si su gato tiene diabetes, debe seguir una dieta baja en azúcar. Darle sandía mientras era diabética podría ser la gota que colmó el vaso.

Si a tu gato le gustan las sandías solo por el color, ¿por qué no le compras un juguete de sandía? Hay muchos juguetes geniales que imitan la masticabilidad de una sandía. Tienden a tener algodón de buena calidad para que tu gato lo mastique para ayudarlo a mantenerse alejado de la sandía, especialmente si es diabético.

Recuerda que todos los datos aquí expuestos son solo una recopilación de información de internet, ten cuidado al usarlos. Consulta siempre a un experto antes de tomar una decisión sobre la salud de tus mascotas.