¿Pueden los gatos comer papas?

¿Pueden los gatos comer papas?

Las papas tienen un alto valor nutricional para los humanos. Aportan vitaminas, fibra y proteínas, todos los nutrientes necesarios para un cuerpo sano. Pero la pregunta es, ¿los gatos pueden comer papas?

Los gatos son carnívoros por naturaleza. Sus cuerpos están diseñados para extraer nutrientes de la carne y sus subproductos. Si bien pueden obtener sus nutrientes de algunos ingredientes de origen vegetal, incluidos los aceites y varios vegetales, ¿las papas tienen algo que ofrecer?

La respuesta a esta pregunta no es tan simple como podrías pensar. ¿Por qué? Bueno, tiene dos lados: sí y no. Todo depende del tipo de patata y de cómo se cocine. Por ejemplo, se ha demostrado que los gatos son intolerantes a las batatas. Además, las papas fritas representan una amenaza para el sistema digestivo de tu gato. Por otro lado, las papas crudas son mortales para la salud de un gato.

papas crudas?

Si cultiva papas en su jardín y planea cosecharlas con su gato amigable y tierno, debe asegurarse de que esté bien alimentado antes de agregarlas a su jardín. Además, debe hacer un esfuerzo para mantener las papas crudas en su casa lejos de su gato.

¿Por qué es como este? Bueno, en términos simples, las papas crudas son venenosas para los gatos. Esto no debería sorprendernos, ya que las papas crudas también son venenosas para los humanos. Pero se podría argumentar que las papas son una gran fuente de carbohidratos. Esto es sólo con una buena preparación.

Las patatas crudas contienen una sustancia química tóxica llamada solanina. Este químico es el mecanismo de defensa de la papa contra la vida silvestre y los gusanos en el suelo. Asegura que las papas crezcan a su tamaño completo. La solanina es, sin duda, tóxica para los humanos y todos los animales, incluidos los gatos.

Pero además de estar dentro de la patata, la sustancia química solanina también se encuentra en la piel verde de la patata madura. Por lo tanto, las patatas crudas con piel son mortales para los gatos. El consumo de pequeñas cantidades puede causar una intoxicación alimentaria grave e incluso la muerte.

¿batata?

Hay varios tipos diferentes de papas. Las batatas son, con mucho, el segundo tipo más popular. Las batatas son ricas en antioxidantes y fibra. Son significativamente más bajas en calorías que las papas normales. Además, tienen un alto contenido de nutrientes clave, como potasio, betacaroteno y manganeso. Aún mejor, las batatas son exactamente dulces en comparación con las papas blancas.

Pero, ¿se pueden dar estas golosinas a los gatos? Ahora, mientras que las batatas tienen varios beneficios para la salud de los humanos debido a su rico valor nutricional, pueden causar varios problemas relacionados con la salud en los gatos. A diferencia de los humanos, los gatos pueden tener problemas para digerir este tipo de papas.

Ahora, a diferencia de las papas blancas estándar, las batatas no contienen la solanina tóxica cuando están inmaduras o en crecimiento. No obstante, hay varios tipos de camote cuyas flores y vides contienen propiedades que son venenosas para los gatos.

Dicho esto, una comida para gatos de alta calidad proporciona todos los nutrientes necesarios que tu gato necesita. Por lo tanto, no es necesario tratar a los gatos con batatas para obtener más fibra y proteína. Una pequeña porción de camote deshidratado puede atraer a su gato como un regalo ocasional. Sin embargo, debe estar disponible en cantidades limitadas.

¿Patatas fritas?

Las papas fritas como las papas fritas están diseñadas para ser sabrosas. Sin embargo, entran en la categoría de alimentos poco saludables elaborados con papas. Las papas fritas no se recomiendan para los gatos por las mismas razones que no son saludables para los humanos. Las papas fritas contienen mucha sal.

Pongamos las cosas en perspectiva. Una onza de papas fritas con sabor a barbacoa contiene hasta 150 miligramos de sodio. Un gato de tamaño medio solo necesita unos 21 mg de sodio al día. El límite recomendado es el doble de 42 mg. Cualquier cosa más allá de eso puede hacer que su gato muestre algunos síntomas de toxicidad por sodio. Estos síntomas incluyen micción constante y sed excesiva.

Si hace los cálculos, encontrará que una papa frita contiene la mitad de la ingesta diaria de sodio de su gato. Sin embargo, dado que el estómago de tu gato todavía se siente vacío, debe alimentarse regularmente con comida para gatos y alimentos que contengan sodio. Al final del día, tu gato está consumiendo demasiado sodio.

Además, las papas fritas contienen grasas saturadas no saludables. Son responsables de elevar los niveles de colesterol en la sangre asociados con la obesidad y las enfermedades relacionadas con el corazón. Ahora, los gatos no tienen que preocuparse por las grasas saturadas como lo hacen los humanos. Naturalmente, contienen más calorías buenas que malas. Convierten cualquier exceso de calorías en energía.

Pero pase lo que pase, su gato no puede sobrevivir solo con grasas saturadas. Los gatos necesitan ácidos grasos esenciales, incluidas las grasas omega-3 y omega-6. Además de eso, necesitan las cantidades y proporciones correctas que las papas fritas simplemente no pueden proporcionar.

Entonces, ¿los gatos pueden comer papas fritas? Sí, pueden comerse uno o dos sin consecuencias graves, ya que no son venenosos para los gatos. Sin embargo, no son buenos para ellos debido a su alto contenido de sodio. No debes alimentar a tu gato con unas pocas papas fritas.

¿Puré de patatas?

Si las batatas y las papas crudas son malas para los gatos, la pregunta ahora es: ¿los gatos pueden comer papas cocidas?

El puré de papas es seguro para los gatos. Algunas comidas para gatos contienen papas. Las papas cocidas son seguras para los gatos porque no contienen toxinas. Estas toxinas son destruidas por altas temperaturas durante la cocción.

Sí, puedes agregar un poco de puré de papas a la comida de tu gato de vez en cuando para aumentar su contenido de fibra y proteína. Sin embargo, esto no debe usarse como un sustituto de los suplementos vitamínicos.

Además, siempre debe recordar que el puré de papas siempre debe estar libre de hierbas y especias dañinas, ingredientes y aditivos artificiales. La cobertura agridulce resultó mortal y peligrosa para los gatos. Por lo tanto, no se recomiendan ni permiten los aderezos.

¿Pueden los gatos digerir papas?

Para responder a esta pregunta, debemos considerar la digestión de las papas en humanos y mamíferos en general. Las papas son ricas en carbohidratos. La saliva humana contiene amilasa salival. Esta enzima actúa sobre el almidón y lo descompone en maltosa. La acción de esta enzima continúa hasta que la papa ingresa al estómago.

Cuando llegan al páncreas, son digeridos y absorbidos nuevamente. La amilasa pancreática es responsable de esto. La maltosa (disacárido) se descompone aún más en glucosa, que luego se absorbe.

Ahora, los gatos no producen amilasa salival. Esto revela un poco cuál es su dieta. Se alimentan de la carne y los órganos de sus presas. No pasan mucho tiempo masticando y no consumen muchos carbohidratos, por lo que no necesitan amilasa.

¿Pero eso significa que los gatos no pueden digerir las papas? Bueno, el sistema digestivo de un gato no está diseñado para carbohidratos y alimentos procesados. Sin embargo, cuando se ingiere, el páncreas trabaja horas extras para proporcionar las enzimas necesarias para digerir las papas.

Sin embargo, debido a la falta de amilasa salival, la eficiencia de la digestión de las papas por parte del gato es baja y muchas de ellas se excretan como desechos. Esto nos recuerda que los carbohidratos no son la principal fuente de nutrición para los gatos.

Recuerda que todos los datos aquí expuestos son solo una recopilación de información de internet, ten cuidado al usarlos. Consulta siempre a un experto antes de tomar una decisión sobre la salud de tus mascotas.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *